var vid = document.getElementById("myVideo"); function enableAutoplay() { vid.autoplay = true; vid.load(); }

Centro Coronario (Sahasrara)

El Centro Coronario está relacionado con la espiritualidad, lo cósmico y lo divino. Cuando logramos su apertura y desarrollo nos conectamos con nuestro Espíritu, y con nuestro Dios. También por este centro nos conectamos con Nuestro Maestro y con los seres que moran en los planos transpersonales. El hombre ha usado una cantidad de símbolos para representar el Centro Coronario, desde la aureola de los santos hasta la corona del rey, indicadores ambos de espiritualidad o autoridad conferida por Dios. Pero el Espíritu está en toda la persona y no sólo en el Centro Coronario.

Descripción anatómica: Al “chakra”(1) de este centro se lo representa como una flor (un loto) cuyo tallo nace por detrás del punto medio del cráneo (en la glándula pineal)  y su corola, de mil pétalos violetas, se abre hacia arriba sobre la parte más elevada de la cabeza (en la coronilla): mira hacia el cielo. En el medio de esta flor hay una llama dorada de diez centímetros de alto. Al Centro Coronario le pertenecen la parte alta del cráneo (los parietales), y la corteza cerebral. Su glándula es la pineal.

Chakra Centro Coronario Sahasrara

Características energéticas: Cuando el Centro Coronario se ha abierto y desarrollado nos conectamos conscientemente con la energías cósmicas que llegan desde arriba y penetran por allí en nuestro cuerpo. Hacia este centro debe ascender a su vez la energía del Centro Bajo para alinear toda la actividad humana y lograr el máximo objetivo de nuestra existencia: el crecimiento hacia el Espíritu. En esto se basan las técnicas yoguis para subir a Kundalini desde el Centro Bajo hasta el Centro Coronario, es decir, conectar la Tierra con el Cielo. Habitualmente este Centro es la entrada inconsciente de las energías cósmicas que nos mantienen con vida. Nuestro organismo funciona así armónicamente y conserva la cohesión de un Yo que se identifica a sí mismo como independiente de los demás seres pero en conexión y armonía con todos.

Apertura y desarrollo del Centro Coronario: El Centro Coronario funciona como una antena para todas las energías que llegan hasta nosotros (no sólo las cósmicas) y las que nuestra mente emite. La información que nos llega dependerá de la calidad de nuestra antena receptora, pero también de la Mente decodificadora y del Intelecto que interpreta lo recibido. Por lo tanto, el desarrollo del Centro Coronario no tiene valor sin un desarrollo paralelo de la Mente y de un Intelecto claro e inteligente. También se necesita un Centro Cardíaco abierto y con un corazón lleno de amor y compasión.

Usamos la meditación para la apertura y desarrollo del Centro Coronario. Durante la meditación disminuye el ritmo de las ondas cerebrales y se produce un estado en el cual se activan los procesos intuitivos y de percepción interna. Cada persona debe encontrar su forma propia de meditar. Todas las tipos de meditación tienen como objetivo, consciente o no, la vitalización del Centro Coronario y su progresiva apertura, dirigiendo las energías hacia arriba. En algunas prácticas de meditación también podemos activar conciencia superior del Centro Coronario. La mente se ilumina y preparamos la antena para recibir más abiertamente las energías cósmica.

Logotipo de Dana Centres d'Energia

CONTACTO DANA

Logo de email

montse@dana.cat

Logo de Localización Dana

C/ Montseny 30, Barcelona

Logo de Teléfono Dana

667 292 666

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información acerca de la actividad de clases y talleres en DANA.